El pasto natural es hermoso pero si mantenimiento puede ser un poco complicado. Por eso es que existen opciones más accesibles, fáciles e igual de hermosas y funcionales. Hoy te hablamos de 4 beneficios del pasto artificial ante el natural:

  • Mantenimiento. La mayor complicación del pasto natural es que se necesita bastante tiempo y dinero para mantenerlo, ya que no sólo es poderlo, se debe de fertilizar, rellenar, regar y deshierbarlo constantemente. El pasto artificial en cambio su mantenimiento es nulo y siempre tendrá la apariencia de un pasto recién cortado.
  • Durabilidad. El pasto artificial te ofrece siempre un exterior verde y bello lo que le dará una vista hermosa a tus espacios todos los días del año.
  • Parecido al pasto natural. Un buen pasto artificial tiene la belleza de uno natural sin todo lo que implica mantenerlo, por lo que no notarás la diferencia.
  • Sustentabilidad. Aunque pudiera pensarse que un pasto natural es mejor para el medio ambiente, en realidad esto no es cierto. En épocas de sequía mantener un pasto natural en óptimas condiciones es sinónimo de miles de litros de agua y pesticidas tóxicos. Con un pasto sintético te olvidarás por completo de esto y otros problemas como plagasy hierbas malas.