El pasto sintético es una excelente opción no sólo por el cuidado del medio ambiente, es una opción ideal por sus grandes ventajas de mantenimiento y cuidado. Para mantener tu pasto sintético en excelente estado toma en cuenta los siguientes puntos:

Limpieza de heces y orina de mascotas. Retira las heces lo más rápido posible. Rocía las áreas sucias con una manguera al menos una vez por semana. Cada 1-2 semanas, rocía o limpia todas las áreas con un limpiador no tóxico y apto para mascotas

Limpieza de vino tinto, café y otros líquidos. Usa un paño limpio, seco y absorbente para limpiar la mayor cantidad de líquido posible al momento del incidente. Mezcla una pequeña cantidad de líquido para lavar platos en un poco de agua tibia y aplícalo al área con un paño limpio o una esponja. Frota hasta que desaparezca y luego enjuaga el área

Limpieza de chicles y otras sustancias pegajosas. Retira suavemente la mayor cantidad de sustancia posible. Para el resto de la sustancia, coloca uno o dos cubitos de hielo en una bolsa de plástico y aplícala en el área para endurecerla y que sea más fácil de quitar.